Reductor

reductor1Combina ultrasonidos (cavitación) con electroestimulación (tonificación) y drenaje arterial (85%, el mayor del mercado) dentro del mismo tratamiento.

Permite sesiones de drenaje independientes.

Trabaja con programas cerrados, que, gracias a sustituir el manípulo por placas fijas, dota al aparato de seguridad plena e independencia respecto del profesional, pudiendo éste realizar otras tareas mientras dura la sesión.
Además, estos programas permiten modificar la potencia y duración de las sesiones para adaptarnos a la condición concreta de cada cliente.

Para la electroestimulación trabaja con cuatro vías independientes cuyos parámetros son modificables en cualquier momento de la sesión para adaptarse al cliente, su sensación y patología. Cada vía consta de dos electrodos. La electroestimulación se aplica a la vez que la cavitación, ayudando a dirigir los nódulos grasos hacia las placas y garantizando así soluciones integrales en la zona. Esas mismas vías trabajan drenaje, tonificación y relajación, pudiendo terminar la sesión con drenaje arterial al 85% que limpia los diglicéridos y células grasas disueltas por amasamiento durante la sesión, haciendo que los resultados sean duraderos. Este drenaje trabaja las fibras lisas arteriales, dejando una sensación de bienestar eliminando la pesadez de piernas y brazos.

Para la cavitación en sí, dispone de 6 placas de 4 células y 4 placas de 3  células con 30 khrz de frecuencia y potencias modulables entre los 0 y los 2 watts/cm2. Se trabaja con cuatro vías independientes que pueden cubrir brazos, abdomen, glúteos, caderas y muslos. Es decir, permite trabajar con seguridad y sin dolor todas aquellas zonas conflictivas en las que se suele acumular la grasa.

Todo ello compone el aparato de cavitación más completo del mercado, y el único que garantiza resultados medibles en cada sesión: 1′5 cm de pérdida garantizada al final de la sesión.

Además, dispone de todos los sellos médico-estéticos europeos.

Equipo portable de 18 Kg. de peso.