Aceites vehiculares & formulados

Los aceites vehiculares o aceites base se pueden aplicar sobre la piel de forma individual, y también se pueden usar mezclados entre sí o añadiéndoles aceites esenciales. Dada la pureza y potencia de los aceites esenciales, casi nunca se podrán usar directamente. Con los vehiculares lograremos extender su acción, y ralentizar su velocidad de absorción, de forma que ahorraremos es producto sin perder resultados, a la vez que evitamos riesgos.

Entre la enorme variedad de aceites que existen, Gandiva ha seleccionado ocho, con los que es posible satisfacer todas las necesidades, tanto en estética como para terapia.

Aceite de aguacate, almendras dulces, avellanas, árnica, caléndula, germen de trigo, hipérico (o hierba de S. Juan) y rosa mosqueta pura.

Los aceites vehiculares se obtienen mediante presión o por maceración (tinturas). En estado natural desprenden un olor característico que en la mayoría de los casos se ha disminuido añadiendo al aceite una nota olfativa de aceite esencial puro. A diferencia de los esenciales, los vehiculares son todo los que esperamos de un óleo respecto a textura, densos y ricos en nutrientes.

Además de los ellos, Gandiva presenta aceites formulados y sinergetizados, y una loción tonificante con base de alcohol. Estas mezclas de vehiculares y aceites esenciales cubren gran parte de las necesidades de tratamientos habituales en estética y terapia, facilitando así el trabajo al profesional y ofreciendo grandes resultados, gracias a la experiencia probada en formulación de los expertos de Gandiva.

Aceite para celulitis, reafirmante de senos, reafirmante corporal, para el bienestar (relajante), de rosa mosqueta corporal, para piernas cansadas, para deportistas, calmante corporal, musk parvati, jazmín nefertiti, regenerador y loción tonificante de romero, limón y menta.

Tanto los aceites base como los formulados se presentan en hermosas botellas de cristal azul añil, como lo hicieron los alquimistas de hoy y de ayer para protegerlos de los dañinos rayos ultravioletas. Las etiquetas, con motivos de la tradición hinduista, son de papel seda lavable para que no se estropeen con la rutina diaria en la cabina. Esto los hace tan atractivos es la forma como en el contenido.