Belleza en casa II: corporal

Aromaterapia, Cosmética naturalon Enero 16th, 2012No Comments

Lo prometido es deuda. Hicimos un artículo en el que os hablábamos de cómo asesorar a las clientas sobre el mantenimiento en casa de los tratamientos de facial, y en general, de la buena salud de su piel y por consiguiente su belleza, y anunciamos una segunda parte de corporal. Aquí está, y me permito autocopiarme o autocitarme:

“Para empezar, hay que tener claro una cosa importante. Los clientes vienen a nuestros centros para obtener resultados, quieren alcanzar un objetivo, por lo tanto nuestra responsabilidad es asesorarles de la mejor manera posible. El mantenimiento en el domicilio es esencial para conseguirlos, tanto en facial como en corporal, y por tanto es nuestro deber elegirlo correctamente y aconsejar al cliente cuál es el más adecuado.

Está claro que si el cliente no realiza ningún mantenimiento en casa, cada vez que entra en la cabina no hay que retomar el tratamiento donde lo habías dejado sino recuperar lo perdido en esos días.”

El artículo completo en: http://www.daenia.com/2011/10/belleza-en-casa-facial/

Y las preguntas en el caso de corporal son siempre las mismas:

¿El tratamiento sin el aceite de mantenimiento no funciona? Pues claro que funciona, pero obviamente a más azúcar más dulce. Como decía antes, nos toca recuperar lo perdido en cada sesión. Además es una cuestión de matemáticas. Si los aceites esenciales son los que más aguantan trabajando en nuestro organismo, con una media de 8 horas, y hacemos 2 o 3 sesiones a la semana, mínimo hay 4 o 5 días completos en los que no estamos haciendo nada. Sin embargo si la persona en cuestión usa el aceite de mantenimiento dos veces al día, el tratamiento se mantiene en el tiempo más estables, sin picos.

¿El aceite sin el tratamiento de cabina no funciona? Pues claro que funciona, y no voy a repetir lo del azúcar que ya es redundante. De nuevo me remito a la lógica de cada uno, porque depende del caso. Por ejemplo, una mujer de 25 años con una talla 100 de sujetador quiere prevenir la acción de la gravedad que empieza a notarse, hay un poco de vaciado en la parte superior del escote. Pues quizá no necesite el tratamiento de cabina sino el aceite de mantenimiento en casita. Una mujer de más edad, la que sea, y con dos hijos, ya con un vaciado y una caída que no es muscular, pues igual necesita apoyar el tratamiento de casa con sesiones semanales en cabina.

Este mismo ejemplo se puede aplicar a una persona que tiene un poquito de piel de naranja pero sin acumulación grasa frente a una persona que necesita reducir volumen, y en general a casi todos. Obviamente el tratamiento en cabina es más concentrado, e incluye ingredientes profesionales que el de casa no aporta (la técnica manual, hidrolatos, envolvimientos, micronizado…). El sentido común y la observación es nuestra mejor arma para decidir cuándo es necesario uno, otro o ambos :)

¿Tengo que usar ya un aceite de por vida? Y la pregunta debería ser, ¿piensas dejar de ponerte crema en la cara con el tiempo? La piel es piel en todos los lados. La cuestión es las ganas que tenga cada uno de cuidar su belleza y su bienestar. Los aceites por su textura dan muchísimo de sí, con lo que no resultan un mantenimiento caro pero sí efectivo.

Por ejemplo, hay aceites como el deportistas, el calmante corporal o el bienestar que, fuera y aparte de que las sesiones en cabina se pueden usar en momentos puntuales (contractura puntual, momentos estresantes, contusión, quemadura) o de cara a afecciones crónicas o de larga duración que necesitan un mantenimiento (contracturas contínuas, entrenamientos deportivos, estrés, artritis…).

¿Qué diferencia hay entre usar aromaterapia en casa o cualquier otro producto? Bueno, como sabéis para esta pregunta necesitaríamos un libro, y todas las que usais aromaterapia tenéis mil respuestas para ella. Por eso no nos vamos a alargar, aunque sea raro en nosotras, y vamos a nombrar simplemente algunas ventajas.

Lo primero por supuesto es la biocompatibilidad. Los aceites de mantenimiento de Gandiva son 100% naturales y vegetales, nuestra piel los va a reconocer totalmente porque estamos fabricados de los mismos materiales a nivel molecular. Y por tanto, nuestro organismo va a poder decidir qué hacer con ello y procesarlo sin dejar desechos tóxicos en ningún tejido. No contiene aceites minerales ni derivados del petróleo, que no son nada afines a nuestra piel (que les pregunten a los pingüinos cómo les sientan los baños de petróleo). No estamos hablando de belleza solamente, sino de salud.

Y a eso añadid ya lo que queráis. Que son adaptables y personalizables al caso concreto de cada cliente, que los vehiculares son alimento para la piel por contener vitaminas, minerales y oligoelementos de forma natural, dejando la piel jugosa y lustrosa, etc.

Ufff, un aceite, qué pereza… ¿no puede ser en crema? Pues sí, puede ser en crema, esa es una de las maravillas de la aromaterapia, que puedes adaptarla. Nosotras en la mayoría de los casos no nos encontramos esta objeción, y si lo hacemos les damos un poquito a probar. El problema es que la gente usa demasiada cantidad de aceite y lo extiende poco, pero explicando cómo hacerlo todo el mundo termina adorando la textura.

Pero si por ejemplo estamos en verano, que siempre penetran peor, y la persona sigue reacia a usar un aceite por lo que sea, siempre podemos usar una base de crema para nuestra formulación, o incluso la leche corporal personalizada.

Si tenéis alguna pregunta más que os hayan hecho, no os cortéis. Un poco más abajo tenéis los comentarios, y comentar es gratis!! Poned la pregunta y la contestamos entre todas!

En la próxima entrega de “belleza en casa” (que esto parece una telenovela) veremos los aceites de los que dispone Gandiva con una breve explicación. Sí, he dicho breve. Mientras, cuidaos!!

No Responses to “Belleza en casa II: corporal”

Leave a Reply

Spam Protection by WP-SpamFree