Cuando llega el otoño

Aromaterapiaon Octubre 14th, 20109 Comments

A lo largo de la historia los equinoccios y solsticios han sido las épocas con más carga ritual en multitud de culturas y religiones. Esto es normal, sobre todo basado en una observación de la Naturaleza, cómo animales y plantas se preparan para los cambios de clima. En este sentido, hay dos puntos estacionales del año en el que nuestro cuerpo tiene que adaptarse a estos cambios: la salida del invierno y principio de primavera, y la salida del verano y principios de otoño.

No sólo el mundo vegetal cambia en estas fechas, adaptándose al clima para sobrevivir. Los que tengáis animales en casa conoceréis estas épocas porque os pasaréis el día con la escoba en la mano. Son épocas de “pelechar”. En primavera, dejamos atrás las inclemencias invernales, es una época de adaptación a la llegada del calor, por tanto de dilatación. Durante el invierno generalmente se elevan nuestros niveles de toxicidad en hígado e intestinos, el sistema inmune está delicado, y con el paso a la primavera esta toxicidad puede provocar crisis de alergia y patologías de vías respiratorias altas y aparato digestivo.

En otoño justo es el ciclo inverso, el de contracción, preparación para los tiempos fríos. Una correcta purificación en esta época nos ayudará a pillar menos resfriados estacionales, fortalecer nuestro sistema inmune, y limpiar las vías de excrección para que durante el aumento de la toxicidad acumulada propia del invierno no llueva sobre mojado. Estas limpiezas estacionales son aún más importantes en el caso de la mujer, cuya carga hormonal le hace más sensible a este tipo de ciclos, y a la vez es más tendente a la retención de líquidos.

En cualquier caso, la depuración otoñal o primaveral no puede traer consigo nada malo, es inocua. Es mejor evitar hacerla durante el periodo, embarazo o patologías infecciosas sin consultar con un especialista, pero en el resto de casos sólo puede traer mejoría. Limpiarte por dentro se notará por fuera: la calidad y luminosidad de la piel, se suavizarán alergias y dermatitis, y hasta te sentirás con mejor ánimo.

¿Qué podemos hacer?

Existen numerosas vías de depuración. Lo ideal para el otoño es combinar una dieta purificante con tratamientos tópicos. Respecto a la dieta, se ha de mantener entre una semana y 15 días, y se pueden realizar desde acercamientos suaves (ingesta de zumos como el de manzana a litro por día o incluso pasar un día sólo tomando zumos naturales, cenar caldos mineralizantes de verduras, infusiones, caldo de alcachofa, ortiga, apio o alfalfa, etc…) a medidas más potentes (quincena del ajo, aceite esencial de ajo o cápsulas, semiayunos, o ayunos depurativos, dentro de los cuales también tendríamos grados en tiempo y rigor). Sea como sea, hay que evitar las comidas fuertes a partir del mediodía, en especial carnes y proteínas, y los alimentos crudos, así como potenciar la ingesta de verduras cocinadas y caldos. Por supuesto, en esos días nada de café, bebidas carbonatadas como la coca-cola, azúcar blanco, leche ni alcohol, y si puede ser tampoco tabaco.

Respecto a la vía tópica y externa, de nuevo tenemos diversos grados y opciones. Desde actividades preventivas, como el uso de aceites inmunoestimulantes en la ducha (Niaouli o árbol de té, por ejemplo) o la difusión de aceites esenciales en el ambiente (pino silvestre por ejemplo), a la inhalación húmeda (mirra o eucalipto por ejemplo) o tratamientos como tal (tratamiento purificador drenante, purificador inmunoestimulante y celulitis) con masajes de drenaje y aplicaciones en bazo de aceite esencial de pimienta negra. En estos casos recomendamos fervientemente de 4 a 6 sesiones, con 2 sesiones por semana, coincidiendo con cualquiera de las “dietas” anteriores y siguiendo las fichas de protocolo.

Como siempre, podéis preguntar dudas en este mismo post, así como contarnos experiencias propias. Yo os puedo comentar de forma personal que desde que hago las dos depuraciones anuales y trabajo con aceites esenciales mi sistema inmune, he reducido radicalmente mi anemia crónica (para la que me hago análisis cada 3 meses, con lo que puedo evaluar esta mejora de forma objetiva) y sobre todo la frecuencia de los típicos catarros y gripes estacionales, así como su “gravedad” y tiempo de recuperación.

Como sea, bienvenidas y bienvenidos al otoño, época de recogimiento y balance, de renovación, de soltar lastre y quitarse todo lo que sobra. Algo tenemos que aprender en ese sentido de los árboles de hoja caduca, toca hacer limpieza! Os dejo la traducción de parte del guión de una serie americana en su última temporada (Anatomía de Grey) sobre el cambio.

“Every cell in the human body regenerates on average every 7 years. Like snakes, in on our way we change our skin. Biologically we are brand new people. We may look the same, we probably do. The change isn’t physical, at least not in most of us, but we are all changed completely forever [...] When we say things like people don’t change, it drives scientist crazy, because change is literally the only constant in all science. Energy, matter, is always changing, morphing, merging, growing, dying… is the way people try not changing that’s unnatural. [...] Change is constant. How we experience change is up to us…”

“Todas las células del cuerpo humano se regeneran como media cada 7 años. Como las serpientse, a nuestra manera cambiamos la piel. Biológicamente somos personas nuevas. Pareceremos igual, probablemente estaremos igual a la vista. El cambio no es físico, al menos en la mayoría de nosotros, pero hemos cambiado completamente, para siempre. [...]. Cuando decimos que la gente no cambia, a los científicos les llevan los demonios, porque el cambio es literalmente la única constante en la ciencia. La energía, la materia, está continuamente cambiando, transformándose, fluyendo, creciendo, muriendo… es la forma en la que la gente trata de no cambiar  lo que es antinatural. El cambio es una constante, cómo experimentamos ese cambio es lo que depende de nosotros…”

9 Responses to “Cuando llega el otoño”

  1. spis firm says:

    I’ve been exploring for a little for any high quality articles or blog posts on this sort of area . Exploring in Yahoo I at last stumbled upon this website. Reading this information So i am happy to convey that I’ve a very good uncanny feeling I discovered just what I needed. I most certainly will make sure to do not forget this web site and give it a look regularly.

  2. elizabeth says:

    estoy interesada en el curso de aromaterapia,tambien en vuestros productos lista de precios etc

    • Daenia says:

      Elisabeth, te enviamos la información por email. Qué pena que haya pasado justo hace unos días el último.

      Un saludo y espero que sea la bienvenida a Gandiva.

      Daenia

  3. HCG Drops says:

    I love this blog. Very well written.

  4. Raquel says:

    Hola a todos, yo tambien estoy interesada en hacer una dieta depurativa cuanto antes, si pudiese estar encaminada, al mismo tiempo, a mejorar mi sistema circulatorio, pues mejor que mejor.
    Tengo por ahí un curso para aceites pagado el pasado año y que no pude, por diversos motivos llegar a consumir. ¿seria posible sacarle partido este año?, sin conpromiso, ya se que ha transcurrido tiempo…
    Saludos, me encantan vuestros mails.

    • Daenia says:

      Raquel, llámanos o apúntate a alguno de los cursos que publicamos y trataremos de arreglarlo de alguna manera.

      Un beso y gracias por seguir ahí.

  5. Marta says:

    Hola! Me ha gustado mucho leer este post… creo que voy a hacer alguna dieta depurativa… me hace falta y ahora es el momento!
    Gracias!!

    • Daenia says:

      Pues te recomiendo encarecidamente la cura de limón, Marta, e incluso combinarla con semiayuno depurativo o caldos depurativos por la noche. Si quieres más consejos, puedes contactarnos en el email o hacernos las preguntillas aquí para que todo el mundo las aproveche. Ya verás, te vas a sentir genial y tu cuerpo lo va a agradecer. Gracias a ti, un saludo Marta!

      Daenia

Leave a Reply

Spam Protection by WP-SpamFree